Resultados (0)

Autor

Víctor Contreras Cordano

Gerente General Ingeniero Civil Químico de la Universidad de Concepción

Víctor Contreras Cordano

18 de mayo 2020

Hace 3 meses atrás, estábamos terminando el verano, preparándonos para el retorno al trabajo y nuestros hijos al año escolar, y estábamos expectantes ante el proceso de una nueva constitución. Al mismo tiempo, observamos con preocupación la guerra comercial entre China y Estados Unidos y veíamos con distancia lo que sucedía en Asia con la propagación del Covid-19.

Sin embargo, en las dos primeras semanas de marzo, la propagación del coronavirus paralizó a Italia y España, junto con el resto de Europa, y se extendió a América, registrando los primeros contagiados en Chile. En 20 días, la vida como la conocíamos en nuestro país cambió.

Si alguien me hubiera advertido a principios de marzo que toda la compañía estaría en teletrabajando el 27 de ese mes, no lo habría creído, pensando que algo así era imposible. Pero como pocas veces, la ficción superó la realidad.

Desde el principio, para Pares&Alvarez el cuidar la salud de nuestra gente se transformó en la prioridad N°1, y fue así como el 17 de marzo definimos la implementación del teletrabajo, tema que veníamos desarrollando, casi sin notarlo, hace años, debido a que tenemos oficinas en tres regiones y varios proyectos con empresas con sedes fuera de Chile, aunque nunca habíamos pensado en llevarlo a escala de empresa completa.

¿Qué nos ayudó a tener buenos y rápidos resultados? 

El ser una empresa flexible y moderna, que, desde sus inicios, hace 26 años, siempre buscamos estar a la vanguardia en lo referente al uso de tecnologías y herramientas digitales, casi desterrando el uso de papel.

Hace más de 20 años trabajamos en ambientes concurrentes de 3D, incluyendo paulatinamente el 4D y la metodología BIM. Tenemos redes, servidores, comunicaciones internas y administración de archivos potentes y estables, adecuadamente actualizados, mantenidos y soportados.

Un alto porcentaje de nuestra gente tiene acceso a herramientas modernas de comunicación, como Teams, con equipos afiatados y comprometidos. Como empresa, hemos cultivado las relaciones cercanas, de confianza y respeto, tanto horizontal y como verticalmente.

Por último, tenemos personal capaz y capacitado, y muchos de ellos, con muchos años en la compañía. Todo esto, nos ha permitido mantener nuestra actividad, comunicaciones internas y externas, la generación de productos y proyectos, y, por sobre todo, cumplir con los compromisos con nuestros clientes, como si estuviéramos trabajando en la misma oficina.

Si me hubieran preguntado hace 3 meses, no habría imaginado nunca una situación como en la que estamos hoy, pero tampoco me habría imaginado que nuestra empresa, con sobre 600 colaboradores, podría operar en un 100% en teletrabajo, con productividad y muy buenos resultados. Mis respetos y reconocimiento a todo nuestro equipo.»