Resultados (0)

Claudia González S.
Jefe de Proyecto, Gerencia de Ingeniería
Pares&Alvarez

15 de septiembre de 2021

Hace unos meses, Pares&Alvarez anunció su calidad de colaborador principal en el proyecto PtX de E-combustible, noticia que nos hizo recordar la gran experiencia que fue el desarrollo del proyecto Parque Eólico Tolpán Sur, en el área de obras civiles, entre 2018 y 2019; el cual tuve la oportunidad de liderar.

Una de las primeras acciones que realizamos cuando recibimos el proyecto del Parque Eólico Tolpán Sur, fue revisar referencias en Chile de este tipo de plantas de generación. Uno de los aspectos llamativos de estas instalaciones, fue el alto potencial de nuestro país en materia de energías renovables y el impacto positivo que generaría la construcción del proyecto.

Sin embargo, generalmente en proyectos de gran envergadura, existen dificultades en su desarrollo, ya sea por su complejidad técnica, plazos, comunicación y cumplimiento de expectativas, entre otros. En este caso, un aspecto complejo de manejar fueron sus actualizaciones, debido a ajustes que tuvo que realizar el cliente.

Por ello, el desafío es sortear estas dificultades con una actitud positiva. En este caso, el equipo que me acompañó en el desarrollo del Parque Eólico Tolpán Sur, fue un grupo de profesionales apasionado por la ingeniería, con un gran espíritu colaborativo y que siempre mantuvo un ambiente de trabajo respetuoso y comprometido.

Otro aporte valioso fue trabajar con un equipo multidisciplinario, con las áreas civil, estructural, hidráulica y eléctrica, que se caracterizó por una fuerte presencia femenina, lo cual fue un motor más de motivación.

En 2020 comenzó a operar el Parque Eólico Tolpán Sur en la comuna de Renaico, con una instalación de 84 MW, proporcionando energía limpia a 137 mil hogares en el sur de Chile. Es un factor que no solo enriquece a las familias destinatarios de este impacto positivo, sino que también entusiasma y motiva a los equipos que se dedicaron a trabajar en el proyecto.

En definitiva, la experiencia en el proyecto fue enriquecedora, no solo por el aprendizaje que implicó liderarlo, sino que también por el impacto positivo que tendrá en el medio ambiente. Aunque es una gota, un vaso necesita muchas de ellas para llenarse, por lo que este proyecto es, sin duda, un aporte para un mejor futuro.